viernes, 6 de abril de 2012

Lo que ¿Debo?

Creé este blog con el fin de "almacenar" de cierta manera, aquello que llamo mi obra artística. Ciertamente lo abandoné, como tantas otras cosas de ese período mío, pero siempre me mantuve consciente de su existencia y había tomado la decisión de "hacer algo con él. (Y si, uso muchas comillas)

En esta entrada, quiero dirigirme al lector. Y decirle que de ahora en adelante, esto intentará volverse un verdadero diario de lo que necesito decir.
No me gusta escribir, porque lo que escribo fue pensado, se escribió y ahora existe. Es algo que se puede leer porque quedó grabado. Y no me gusta que quede grabado porque lo releo y no me gusta. Ahora mismo estoy analizando lo que escribí en el párrafo anterior y no me agrada para nada. Siento siempre un rechazo a lo que hice, por más convencida que esté en el momento. ¿Me soy insuficiente? ¿Pido demasiado?

No encontré una solución en los otros medios. Las redes sociales no son para decir lo que uno es o piensa. Es para demostrar a los demás lo que uno quiere se vea de uno mismo. Tu comentario quiere ser leído, tu foto quiere ser vista, tu tema quiere ser oído. Y es normal que pase eso, sino ¿por qué hubiera optado por publicarlo en internet?

Lo cierto es que tengo la certeza de que no más de 20 personas leerán esto. Y eso es lo que busco. Un lugar público, en el que no haya gente. Solo aquel curioso, el obsesionado o el que se las arregla para poder desperdiciar su tiempo sin ningún tipo de represalia será el lector de estas cosas. Y es esa persona la que capaz llegue hasta incluso disfrutar de las anotaciones aleatorias que mi cerebro quiere compartir. Lo cierto es que mi texto es bastante desprolijo, no le estoy prestando mucha atención a si mi redacción es comprensible o si mis ideas son muy redundantes. Quiero hacer oraciones cortas.

La idea es que yo cambie. Abandone este formato, y aprenda a expresarme con mayor facilidad.
Ya arrepientiéndome de lo escrito, los saludo atte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario